miércoles, 14 de noviembre de 2007

Un Hermoso Poema De Bukowski

to the whore who took my poems


some say we should keep personal remorse from the
poem,
stay abstract, and there is some reason in this,
but jezus;
twelve poems gone and I don't keep carbons and you have
my
paintings too, my best ones; it's stifling:
are you trying to crush me out like the rest of them?
why didn't you take my money? they usually do
from the sleeping drunken pants sick in the corner.
next time take my left arm or a fifty
but not my poems;
I'm not Shakespeare
but sometime simply
there won't be any more, abstract or otherwise;
there'll always be money and whores and drunkards
down to the last bomb,
but as God said,
crossing his legs,
I see where I have made plenty of poets
but not so very much
poetry.

***

a la puta que se robó mis poemas


algunos dicen que deberíamos apartar del poema
los remordimientos personales,
permanecer abstractos, hay alguna razón en esto, pero
Jesús
doce poemas perdidos y no guardé copias y tienes
mis
pinturas también, mis mejores pinturas; es asfixiante:
¿estás tratando de joderme como al resto?
¿por qué no te robaste mi dinero? Usualmente
lo sacan de los durmientes borrachos pantalones enfermos en el
rincón.
la próxima vez róbate mi brazo izquierdo o uno de cincuenta
pero no mis poemas;
no soy Shakespeare
pero alguna vez no habrá ninguno más,
abstracto o de otro modo;
siempre habrá dinero y putas y borrachos
hasta que caiga la última bomba,
pero como Dios dijo,
cruzándose de piernas:
veo que he creado muchos poetas
pero no tanta
poesía.

***

Siempre es bueno volver a leer un poema de esos inmortales, de esos poemas vivos, en horas en que a veces campea la muerte. Hoy estoy triste, pero releo este inmenso poema y me atrevo a respirar entornando incluso una sonrisa, una sonrisa remotamente adentro, cercanamente en el fondo, al lado de todo, que es donde suele levantar su mediagua lo lejano. Léanlo y vuélvanlo a leer y sigan leyéndolo, aun cuando ya no lo puedan leer. Permítanme que esta entrada esté dirigida por una mirada hacia a mi viejo dormido.