martes, 3 de marzo de 2009

UNA NOVELA EN SEIS PALABRAS


UNA NOVELA EN SEIS PALABRAS


Esto es una leyenda. Una mitología literaria. Pero es muy probable que sea real (es probable que hasta la existencia de la Literatura sea real).

Monterroso, aparte de gran humorista, fue un gran escritor; otros dirán que, aparte de gran escritor, fue un gran humorista; otros, que junto con ser un gran humorista, fue un gran escritor, o viceversa. Me quedo con cualquiera de las alternativas. No fue el mayor humorista/escritor/humorista/escritor en lengua española del siglo XX (sitio que pertenece a Borges), pero es autor de uno de los mejores chistes y, al mismo tiempo, uno de los mejores cuentos breves: El Dinosaurio. Se dice que es el más breve del mundo; puede que sea así, aunque personalmente no conozco todos los cuentos publicados en el mundo, ni menos todos los cuentos.

El chiste/cuento/cuento/chiste es el siguiente, ya tú lo sabes:

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.”

El relato, de siete palabras (¡oh gran número 7!), fue publicado por el autor, es realmente (está probado casi como verdad judicial) una historia escrita por Monterroso.

Ahora empieza la mitología: se cuenta que Ernest Hemingway escribió una novela de seis palabras. No un cuento; una novela.

Se dice que Hemingway hizo esta apuesta: que podía escribir una historia completa en tan sólo seis palabras. Ganó el desafío con esta narración:

For Sale: Baby shoes, never worn.” (“Vendo: Zapatos de bebé, nunca usados” —hago una traducción que conserva las seis palabras—.)

Es un gran chiste también. Más breve (¡oh gran número 6!) y más oscuro que el de Monterroso. Es, en realidad, una historia terrible, un chiste de mal gusto, un chiste de borrachos babososamente indolentes. Es frío, es una obra maestra de la frialdad, y es tierno, tiene la ternura de la muerte de un angelito; por tal razón, no dudo que efectivamente pertenece a Hemingway.

Hemingway fue una gran humorista, un humorista tierno y frío, un humorista oscuro y sensible, un humorista, pues, que no escabulló lo humano, lo intrínsecamente humano: todos, al menos una vez en la vida y merced a los contextos —ya otros lo han dicho— seremos el ser más bueno del mundo y, también, el más perverso.

Hemingway, en todo caso, contó su mejor chiste el último día de su vida, cuando de un escopetazo se voló todo lo que tenía de cabeza. Una especie de humorada absoluta, infalible, por lo tanto, irrebatible (es probable que hasta la existencia de la Literatura sea real).

K. RAMONE

____________

6 comentarios:

Sylvia Rojas Pastene dijo...

Me alegra Kato Ramone, que haya vuelto de la ausencia.

Sigamos entonces, habíamos quedado en...

Te conozco mascarita.

"El humor la timidez generalmente se dan juntos. Tú no eres una excepción. El humor es una máscara y la timidez otra. No dejes que te quiten las dos al mismo tiempo."
Augusto Monterroso

Abrazos muchos

Kato Ramone: Los Rincones Oscuros dijo...

Así no más es, Amiga Kerida, ya tú sabes.
Bueno, y yo que había pensado decir "This blog is over". Pero, después de pensarlo, decidí que mejor sigo con el mismo. Me disgustaba que, en el último tiempo, hubiera una cantidad de poemas de mi autoría que iba en contra de los impulsos inciales y "programáticos" de este blog: la difusión de otr@s.
Acá estamos y eres siempre bienvenida, gran Poeta y amiga.
KR

Juan Carlos Veloso dijo...

Hola kato, me gusta como escribes, en realidad hace un tiempo que sigo tu blog, cuidese.

Anónimo dijo...

Juan Carlos: Gracias por tu visita y tu comentario. Un abrazo grande.
KR, El Perro de Tarkovski

pelao dijo...

muy bueno...aunque seguro que FILLOY les da con papas a todos, la novela en una palabra! palindromica as well! y yo voy y me recreo con la fantasia-merienda....que bueno es vivir, para ver y destrozar visiones! salud.

Anónimo dijo...

Bueno, Pelao, querido, sí, tienes razón, Filloy se los come a todos en estas lides. Ya le daremos con una entrada dedicada a él.
KRamone, El Perro de Tarkovski